¿Qué son las gunas?

“Gunas” son cualidades o propiedades de la vida; la palabra “guna” se traduce a menudo como “hilo”, como en los diferentes hilos que se tejen juntos para formar la realidad. Las tres gunas son Sattva, Tamas y Rajas. Las gunas están presentes en todos y en todo en diferentes proporciones, incluidos nosotros mismos. Puedes sentir una mezcla de las gunas o sentir que una de ellas es dominante, dependiendo del momento en que te encuentres.

Sattva es bondad, armonía, equilibrio, construcción, positividad y tranquilidad. Cuando estás en un estado sáttvico, puedes sentir deleite, felicidad, paz, libertad, amor, compasión, ecuanimidad, gratitud, intrepidez o desinterés.

Tamas es lo contrario de Sattva. Tamas es la oscuridad, la destrucción, el caos, el desequilibrio, el desorden, la impureza, la torpeza, la inactividad, la inercia y la apatía. Estás en un estado mental tamásico cuando sientes pereza, depresión, impotencia, duda, aburrimiento, dolor, tristeza, apatía y pena.

Rajas es el estado de movimiento. Rajas es excitación, energía, pasión, acción, confusión y dinamismo. Estás en un estado rajásico cuando sientes ira, euforia, ansiedad, irritación, preocupación, inquietud o estrés.

A pesar de lo que pueda parecer a primera vista, las tres gunas no son ni buenas ni malas. Mirándolas de otra manera, las tres son TAN buenas como malas. Es una meta común en el yoga el esforzarse hacia la satisfacción, la felicidad y la paz en todo momento; muchos sitios web y profesores de yoga te dirán que tu meta “debería” ser trabajar hacia un estado sáttvico y mantenerlo en todo momento. Este es un objetivo muy poco realista y una buena manera de terminar castigándose a sí mismo todo el tiempo.

  ¿Qué es el Sahasrara Chakra?

Gunas significado

Los estados tamásicos, o la sensación de pesadez, decaimiento o tristeza, son una parte inevitable de la vida. Sentirse rajásico, ya sea por sentirse enfadado, irritado o inquieto, es una señal de que tienes algo que tratar o gestionar: te indica que tienes que actuar. Experimentar periodos tanto de tamas como de rajas te ayudará a apreciar aún más el estado sáttvico: necesitas el abajo para apreciar el arriba. El problema es cuando te quedas atascado en un estado tamásico o rajásico: ese es un buen momento para pensar en cómo volver al sattva.

Esto no quiere decir que trabajar hacia el sattva de forma continua sea un mal objetivo; la advertencia aquí es que no esperes que tu vida sea de repente un sol y un arco iris las 24 horas del día. En su lugar, piensa en trabajar hacia un sentimiento de equilibrio y positividad como tu línea de base. Seguirá habiendo cosas que te molesten o te enfaden, pero cuanto más trabajes en encontrar un núcleo de equilibrio, más fácil te resultará superar y dejar ir las situaciones que te hagan sentir tamásico o rajásico.

La interacción de las tres gunas determina el carácter de una persona o cosa. Cambiar el equilibrio de las gunas será un reto; necesitarás la fuerza de rajas (acción) y te enfrentarás a la inercia o resistencia de tamas (apatía). Pero hay pasos que puedes dar para equilibrar las gunas en tu cuerpo y en tu vida. Empieza por hacerte una pregunta:

  ¿Qué es el chakra coronario?

En tu vida diaria, ¿qué recibes a través de tus cinco sentidos?

Cuanto más te expongas a las cualidades de una guna específica, más estará presente esa guna en tu ser. Esto es aplicable a todos los aspectos de tu vida:

La gente con la que te rodeas
Los programas de televisión que ves y/o los videojuegos que juegas
Los libros y las noticias a las que prestas atención
Los alimentos que consumes
El ejercicio/la práctica física que tienes (o la falta de ella)
El espacio en el que vives y trabajas
No todos podemos elegir en todos estos aspectos, pero hay cosas que puedes hacer para favorecer un estado de ánimo más sáttvico y ayudar a reducir las tendencias tamásicas y rajásicas. El primer paso, que es esencial para gestionar tu estado de ánimo actual, es comprender las cosas de tu entorno que provocan un estado de ánimo inestable o deprimido. Piensa en algunas de las siguientes cuestiones de tu vida diaria:

¿Cómo te sientes después de comer diferentes tipos de alimentos? Por ejemplo: ¿granos, carne, verduras, alimentos procesados azucarados o salados?
¿Cómo te hacen sentir las personas de tu vida? ¿Drenado, con energía, positivo, negativo?
¿Cómo te sientes después de ver una comedia? ¿Drama? ¿Un programa policíaco? Recuerda que no hay respuestas incorrectas: lo que hace que una persona se sienta deprimida puede hacer que otra se sienta energizada o estimulada.
¿Cómo te sientes después de leer las noticias? ¿Te centras en lo bueno o en lo malo? ¿Cómo te hace sentir tu cuerpo?
¿Descansas bien en tu espacio doméstico? ¿Te sientes tranquilo cuando llegas a casa?
¿Tu práctica física o el ejercicio te hacen sentir energizado o agotado?
Comprender las respuestas a estas preguntas puede ayudarte a pensar en lo que te provocaría un estado mental más sáttvico. Una cosa importante a recordar aquí es que una acción “sáttvica” para una persona que es naturalmente de alta energía y tiene algo de ansiedad, puede ser en realidad una acción tamásica para otra persona que es naturalmente de baja energía y lucha con la depresión.

  ¿Qué es el chakra coronario?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad