Historia del yoga

Cuando escuchas la palabra “yoga”, lo más probable es que te venga a la cabeza la imagen de gente retorciéndose en una postura de yoga presumiblemente dolorosa tras otra. Sí, las posturas o asanas son una parte importante de las enseñanzas de la filosofía yóguica y de la práctica del yoga, pero no son todo lo que hay. Entonces, ¿en qué medida conoces realmente el yoga? El mundo celebra el Día Internacional del Yoga cada año en junio, así que vamos a desvelar los misterios que rodean a este sistema de técnicas de la antigua India.

En la jerarquía yoga historia de los antiguos vedas de la filosofía india, hay cuatro vedas desarrollados por los gurús del yoga: Rigveda, Samveda, Yajurveda y Atharvaveda. Les siguen cuatro upvedas o subvedas: Ayurveda, Arthaveda, Dhanurveda y Gandharvaveda. A continuación hay seis upangas o componentes: Shiksha, Kalpa, Vyakarana, Nirukta, Chandas y Jyotisha. Estos se clasifican a su vez en seis subcomponentes: Nyaya, Vaiseshika, Sankhya, Mimansa, Vedanta y Yoga.

La palabra yoga procede del sánscrito yuj, que significa la unión de los practicantes de yoga individuales y la conciencia universal. El Rigveda es uno de los libros más antiguos y sagrados de la historia de la humanidad, ya que fue escrito hace 8-10 mil años. El yoga clásico forma parte de esta literatura védica y fue propuesto por Maharishi Patanjali hace casi 5000 años. En los sutras del yoga de Patanjali, éste dilucidó ocho ramas de la práctica del yoga, a saber: Yama (ética social), Niyama (ética personal), Asana (posturas), Pranayama (fuerza vital), Pratyahara (volver los sentidos hacia dentro), Dharana (concentración en un punto), Dhyana (meditación) y Samadhi (fusión con el ser).

  ¿Qué es el Sahasrara Chakra?

El yoga clásico abarca diferentes escuelas de filosofía, por ejemplo Gyan yoga, Bhakti yoga, Karma yoga, Hatha yoga, Raj yoga, Mantra yoga, Shiva yoga, Naad yoga, Laya yoga y muchas más. De todos ellos, el arte de las asanas forma parte de la tradición del Hatha yoga. De alguna manera, en la época actual la práctica del yoga ha llegado a asociarse sólo con las posturas físicas del Hatha yoga, mientras que la enseñanza central de la filosofía del yoga es mantener un estado mental ecuánime. El Bhagavad Gita dice en este sutra del yoga, “Yogah Karmasu Kaushalam” o ‘el yoga es la habilidad en la acción y la expresión’.

El hatha yoga, tal y como se enseña en el yoga moderno, promueve tanto el ser físico como el mental a través de las asanas. Los diferentes tipos de yoga son como los radios de una rueda y todos son igualmente importantes para el desarrollo general de un individuo. Mientras que el hatha yoga, tal y como se enseña en escuelas como la de Iyengar, dota al yogui de una buena forma física, otros tipos de práctica nos dotan de sabiduría, devoción, etc. Este enfoque holístico hacia el propio desarrollo era muy respetado en el periodo védico y en la Edad Media, pero se limitaba sólo a la casta real y a los eruditos. Sólo se enseñaba a los estudiantes tras pasar un riguroso examen.

  ¿Qué son las gunas?

Sin embargo, en las últimas décadas el yoga moderno ha experimentado una completa transformación. De estar mal visto a ser aclamado como una de las mejores terapias naturales, la práctica del yoga ha recorrido un largo camino. Las barreras de casta, credo y estatus social se han desarraigado de la historia del yoga para llevarlo a todos los hogares. Los beneficios de la terapia del yoga no han pasado desapercibidos en la comunidad internacional y las Naciones Unidas han aprobado una resolución para celebrar el 21 de junio como el Día Internacional del Yoga.

  ¿Qué es el chakra coronario?

La práctica del yoga no es sólo un ejercicio, sino la habilidad con la que nos comunicamos y actuamos en cualquier situación. Así que aquí, el yoga se describe más como una habilidad mental. En este sutra del Bhagavad Gita, el Señor Krishna dice: “Samatvam Yoga Uchyate” – la ecuanimidad en la mente es un signo del yoga. La capacidad de permanecer centrado en situaciones adversas es yoga. Cualquier cosa que nos devuelva a nuestra naturaleza, que es armonía y alegría, es yoga. Mientras que la práctica física de las posturas hace que el cuerpo esté sano, el pranayama y la meditación llevan la mente a las raíces ancestrales del alma. Unir los diversos aspectos de la vida, de la existencia, es el yoga.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad